set 24

Un trabajo de clase

Escrit per Angeles Bosch Arxivat a: Literatura i Ficció 2 Comentaris »

                                   

 

imagesiouytFaustina Alonso era muy conocida en la Escuela de Adultos de su barrio, no solo porque era la mayor de todas las personas que participaban en las actividades que se hacían en el Centro, sino por su carácter extrovertido y entusiasta que animaba a muchas personas a despertar un poquito y salir de la aburrida somnolencia que podía adueñarse del espíritu cuando crees que te has hecho vieja y ya no tienes nada que aportar al mundo.

Faustina no era perfecta, todos lo sabían, hablaba mucho y en ocasiones algún que otro compañero/a soplaba pensando: ya está la Faustina de marras al medio, ¡es que no da tiempo a que otra persona responda..! pero hoy, cuando Conso, la joven profesora que solo hacía un mes que trabajaba en el Centro, pidió que voluntariamente saliese  alguien a explicar verbalmente el trabajo que les había pedido…, en cuanto Faustina se levantó la mayoría de los cuerpos se relajaron y,muchos soplaron, sí, sí, pero de alivio. El sentido al ridículo, a que nos juzguen, a decir lo que pensamos sobre cualquier cosa, parece que nos oprime. No era el caso de Faustina como podemos observar. Y nuestra Faustina subió a la pequeña tarima que Conso había colocado en el centro delante de sus compañeros, y comenzó su disertación, ya que desde ese martes y hasta final de curso, y con un tiempo cronometrado por la profe, tendrían que participar con su opinión sobre un tema y ponerlo a debate, como hacen los políticos.

LLegiu-ne més »

Etiquetes:
abr 30

Resiliencia i admiracion

Escrit per Angeles Bosch Arxivat a: Croniques Culturals Cap comentari »

IMG-20190411-WA0002Las Fallas de Valencia 2019 hace tiempo que han terminado pero yo tengo un ritmo para escribir bastante anárquico, no sé bien el motivo, pero he aprendido, porque me equivoco en muchas ocasiones, a dejar que llegue ese momento en que, relajada, vaya saliendo lo que mi corazón me dicte. Sin embargo he de aclarar que con los miembros de la falla y el calor todavía vivo de mis emociones, me comprometí a enviarles el texto lo antes posible y así lo hice,  pero, ya de nuevo en Barcelona, donde resido, a la hora de pasarlo al blog, sentí que debía expresarlo  con más calma.

 Hace años yo hubiese interpretado mi encuentro con los miembros de la Comisión de Arrancapins, de una agradable casualidad pero todo cambió. Al instante descubrí la afinidad que experimenté al conocerlos, gracias a  que, meses atrás unos amigos me hablaron de la FEDERACIÓN PENSIONISTAS CCOO.PV, y de todas las actividades culturales que se hacían y con ellos, que tan bien me acogieron, asistí a las dos visitas, programadas para el 7 y 16/3/2019. En la primera para ver el trabajo que se hacia entre todos los falleros/as y colaboradores y en la segunda disfrutar de la falla terminada y plantada y del recital de música de un Trío de cuerda femenino, en plena calle, donde interpretaron composiciones preciosas de las que L’Estaca,  me situó en un momento social-político de mi juventud.

Mi reacción ante el sugestivo título que representaría a la falla “DESAPAREGUDES, IGNORADES, INVISIBLES” me impactó tanto que sin dudarlo un segundo pedí permiso a la persona que aquel 7/3/2019, Pep Romero, nos recibía y explicaba el funcionamiento de la Comisión y el tema de la falla, para trasladar por escrito esta vivencia a blogueresdesantmarti.net, donde en ocasiones colaboro.

Hoy día sé que no es casualidad, que todo lo que he sentido es el resultado consciente de abrir mi mente, mi corazón y todo mi ser a lo que la VIDA, en el sentido más pleno de unidad con ella, me ha regalado. LLegiu-ne més »

Etiquetes:
abr 09

Tengo una duda

Escrit per Angeles Bosch Arxivat a: Cabories i altres reflexions 4 Comentaris »

amigas i cafeHay ocasiones  puntuales que un café-pastel-tertulia con las amigas se puede  convertir en la terapia más divertida y efectiva que si realmente hubiésemos pasado por la consulta del mejor psicólogo. Normalmente  empezamos muy formalitas, pero entre las siete que formamos el grupo, casi nos pasa como a los siete enanitos del cuento, que menos mocosa y mudita, porque todas sin excepción somos como las cotorras, estamos “la tímida”,  “la feliz”, “la sabia”, “la dormilona”, que esta, si conseguimos organizar una excursión algo alejada que ya nos resulta difícil y hemos de madrugar, bueno, es un drama. En ocasiones hemos llegado a pensar que le gustaría tener febrícula para justificarse.

También está la “un poquito gruñona”. Ella sabe que se lo decimos con cariño. Y las otras dos, pues un poco de todo diría yo. El éxito está asegurado con esta amalgama de caracteres; que si el coñazo de día laboral, la fiebre del benjamín de la casa y la pobre yaya que después de cuidarlo tres días ha cogido un gripazo tremendo, que si el marido, el amigo íntimo, etc, etc, poco a poco nos vamos relajando y comentamos aquel sueño que no entendemos, un rencuentro casual con el ex, algún deseo oculto que acaba entre guiños y finalmente, como ocurrió en el último encuentro, la más atrevida nos explica lo divertido que lo pasó en un sex-shop buscando un regalo para otra compañera de trabajo que cumplía los cuarenta y cinco.

Sin darnos cuenta habían pasado dos horas y alguna de nosotras miraba el reloj por controlar un poco el regreso a casa ya que no todas disponíamos de la misma libertad. De pronto, no voy a decir los nombres reales, la tímida nos dice: antes de despedirnos quisiera explicaros algo que me ronda hace varios días por la cabeza. Tengo una duda. Y quedó muy circunspecta en silencio. Como si nos hubiesen conectado un resorte al resto, todas a la vez preguntamos ¿una duda? A lo que ella, un poquito azorada añadió: bueno, es un deseo y una duda. Y nuevamente al unísono: ¡explica, va, dilo que se nos pasa el tiempo. ¿Te ha ocurrido algo?¿por qué no has empezado antes? Bla, bla, bla, bla blá… La un poquito cascarrabias puso orden ¡Va; callar y que hable ella! La miramos en silencio y suelta: —Quiero volver a nacer—

LLegiu-ne més »

Etiquetes:
abr 02

SaramagoNo había leído ningún libro de este autor pero sabia que su forma de escribir sin guiones en los diálogos resulta algo complicado. Gracias a los comentarios que han hecho los compañeros del grupo de lectura en el que he participado por primera vez, y releyendo muchos párrafos he ido cogiendo el hilo del pensamiento de los personajes que se comunican con preguntas y respuestas sin guión sólo coma y mayúscula, y el narrador es el único que interviene tras un punto y seguidamente mayúscula. A mi modo de ver lo que Saramago nos transmite con maestría es la locura del libre pensamiento de un ser humano, aparentemente anodino pero muy interesante.

Mientras leía he tenido que recordarme con frecuencia su forma de hacer y ponerme en el lugar del protagonista: cuando pensamos vamos velozmente de un tema a otro; intervienen nuestras carencias, ilusiones, miedos, deseos ocultos etc., que como explica el narrador en la pg. 23 nos lo aclara perfectamente: “pero es bien sabido que el espíritu humano, muchas veces toma decisiones de las cuales parece ignorar la causa, se supone que lo hace habiendo recorrido los caminos del pensamiento a tanta velocidad que después no es capaz de reconocerlos y mucho menos de encontrarlos.”

LLegiu-ne més »

Etiquetes:
feb 07

soñar¿Qué concepto tienes de mi? sabiendo que soy amigo de…

Yo no te dejé terminar la frase poniendo en mis labios un dedo indicándote silencio. Nuestras miradas se cruzaron como ha ocurrido habitualmente cuando hablamos, y que te agradezco inmensamente, porque no se ni hablar ni escuchar si no existe esta conexión con mi interlocutor. Me siento totalmente perdida.

Baja el tono de voz que a nadie le interesa lo que hablamos, te dije, y brevemente y con menos palabras de las que ahora utilizo, intenté transmitirte que lo que hayas sido hasta el día que la vida nos ha llevado al mismo camino, es cosa del pasado y lo que cuenta hoy, es tu respeto para conmigo, la puntualidad cuando te comprometes, tu sensibilidad y tu interés en solucionar todo aquello que a mí me desborda. Inmediatamente y sin más palabras seguiste con tu tarea. Yo te hubiese dicho muchas más pero desconectaste y fue perfecto. Lo sé ahora, porque suelo quedarme sin respuestas adecuadas, si antes no he tenido el tiempo necesario para desbrozar mis sensaciones. Mi cerebro capta imágenes, emociones, sentimientos… captó tu pregunta. No reacciono, soy lenta; o me equivoco si soy rápida, que también me ocurre. Solo cuando en silencio me elevo de mi entorno, descubro “eso” que en milésimas de segundo ha hecho vibrar mi corazón y entonces a través de la escritura me permito rebobinar, subir, bajar, planear a mi ritmo y ¿por qué no? tener poderes. Escribir me facilita interiorizar y además sabiendo que para ti mi respuesta fue suficiente y no vas a leerlo, evitaré la duda y la consiguiente desazón de si tanta explicación a ti te bloquea.

LLegiu-ne més »

Etiquetes:
jun 16

El abuelo y las minas

Escrit per Angeles Bosch Arxivat a: Denuncia Social 2 Comentaris »

mineria 1Tres niños de entre seis y diez años, irrumpieron en la sala donde el abuelo veía la televisión, o mejor dicho: donde hacía la más deliciosa siesta matinal aquel tranquilo sábado. La algarabía mezclada con empujones para ver quién llegaba primero, despertaron al pobre abuelito de un sobresalto, pues en ese momento estaba sacando capazos de arena de una mina subterránea y necesitó unos segundos para situarse en el presente y comprobar nuevamente, que esa historia era muy antigua. Y es, que, últimamente siempre tenía sueños de cuando era joven y recordaba a sus compañeros con tanta nitidez, que le costaba creer que no fuese cierto.

—¡Abuelito! ¿Por qué no nos cuentas historias de cuando eras joven?—gritó el más pequeño.
—¡Pero ha de ser de cuando trabajabas en la mina!— aclaró el mayor que sabía que el abuelito fue minero en su juventud. —En el cole, vamos a estudiar el impacto de las minas abiertas en los pueblos, y mi profe dice que los papás nos ayuden a buscar información en internet. Tu nos lo explicarás mejor, ¡a que sí!
El abuelo sonrió moviendo la cabeza inmensamente feliz. Sus nietos se interesaban por su vida.
—¡Claro que os lo explicaré!, pero cuando yo trabajaba eran subterráneas y muy peligrosas. Hoy día las minas han cambiado mucho. Lo sé porque el hijo de mi mejor amigo, que trabajó durante unos años en una mina abierta, en el pueblo de su mujer, vino a verme al hospital cuando me operaron del estómago y me explicó muchas cosas…¡sentaros, sentaros aquí cerquita, que os las contaré.
Los tres niños se acomodaron rápidamente con los cojines del sofá en el suelo y el abuelo comenzó su relato.
Hace mucho tiempo, después de una guerra que duró tres años, los pueblos pequeños de España se quedaron muy pobrecitos y la vida era muy difícil, había hambre y muy poco trabajo. Las familias que tenían tierras, o sea, campos con olivos, viñas, que es de donde sale la uva…
—Eso ya lo sabemos abuelo, tú háblanos de las minas.
—Vale, vale. Bueno pues parece ser que un hombre con mucha inquietud, que paseaba por los montes observando la tierra y todas las posibilidades que ofrecía pensó que, con sus ahorros y personas expertas en la investigación de las tierras, le ayudasen a resolver todo lo que le rondaba por la cabeza. Si lo que se imaginaba daba resultado, podría hacer un buen negocio, dar trabajo y ganar dinero. Compró mucho terreno en un monte, y una vez resueltos todos los temas legales, contrató a hombres para trabajar en la explotación de la mina; lo que rondaba por su cabeza. Estos hombres, que por lo general no tenían tierras, estaban decididos a trabajar fuerte y duro con tal de solucionar las dificultades que tenían para sacar a sus familias adelante. También habían de ser valientes porque el trabajo podía ser peligroso ya que las minas eran subterráneas y abrían galerías con pico y pala y con explosiones controladas en los lugares adecuados.

LLegiu-ne més »

Etiquetes:
nov 30

Dones Escultores: Carla Souto

Escrit per Angeles Bosch Arxivat a: Dones Cap comentari »

Ma (Angeles)Ganadora de la VI Beca Puénting de profesionalización Artística de la UMH y Mustang Art Galleri, con su obra “Mujer o árbol”.

Carla Souto, gallega, es una estudiante de 22 años cuando gana la beca. Se inspira para su escultura en el libro “El silencio de las sirenas” de Kafka.

Esto lo copie de internet. Cuando leí la sinopsis del libro comprendí un poquito más la inquietud de la autora: Sin embargo, las sirenas poseen un arma mucho más poderosa que el canto: su silencio. Esa es la fuerza que Carla Souto posee y me transmite en el silencio de la observación con su escultura Mujer o árbol.

En un principio me atreví a pensar que hubiese sido más acertado el mismo título pero con interrogantes, porque ¿qué es, parte del brazo de una mujer con ramas de árbol o ramas de un árbol en el brazo de mujer? Incluso una mano de mujer que bien podría ser de hombre, porque no hay, a mi juicio, ningún detalle que lo revele. He aquí la sabiduría del título que no condiciona. Soy yo la que al observar detenidamente y en silencio su obra, he de interiorizar en mí y con ella, con Carla, para descubrir en la red de pensamiento e inquietud que nos une, y Ver un poco más allá de lo que ven mis ojos que, para ver mejor, los cierro.

LLegiu-ne més »

Etiquetes:
  • Blogueres de Sant Martí

    Les Blogueres de Sant Martí som un grup de dones que es forma a partir del taller: "La teva veu a internet". Hem creat una finestra oberta a totes les persones on poder reflectir les nostres inquietuds sobre el que succeeix al nostre entorn.

  • Amb el suport de:

    www.xarxantoni.net
    Xarxa Comunitària de Sant Antoni
    www.farinera.org
    La Farinera del Clot

    EAMP
  • Sobre aquesta web:

    Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

    Aquesta web ha estat desenvolupada per www.femweb.info; utilitzant PHP, XHTML, CSS i JavaScript. Powered by WordPress