feb 28

Gloria Luque, inspectora de policía se lavo la cara después de haber vaciado previamente el contenido de su estomago en el cuarto de baño de la habitación 5007 del recién estrenado hotel Arts de Barcelona, uno de los más lujosos de la ciudad. No era su primer cadáver, pero nunca hasta entonces había contemplado tanta saña en un cuerpo humano.

En la cama yacía una mujer joveNovela negren y hermosa. Quien cometió aquel crimen, tenia un cierto grado de afectividad con la víctima, ya que había respetado su rostro. Su melena ondulada de color castaño  claro enmarcaba  una boca de labios finos que esbozaban una mueca grotesca. Sus ojos almendrados de color ámbar miraban sin ver.

En la habitación continua su ayudante junto con dos policías custodiaba a una mujer de nacionalidad norteamérica de unos 50 años,  y en sus brazos sostenía el cadáver de un pequeño yorkshire. Su nombre Arabell Mulls, su ropa impregnada de sangre no dejaba lugar a dudas sobre lo que había acontecido en aquella habitación. El caso no seria difícil de resolver para la inspectora Luque.

Atravesaron las calles de la ciudad, desde el puerto deportivo olímpico recién construido hasta la comisaría de policía de Via Layetana. La ciudad se hallaba sumergida en una vorágine de obras que debían finalizar en el plazo breve de un mes para la inauguración de los Juegos Olímpicos. Justo una semana antes una lluvia torrencial cayó sobre la ciudad, dejando al descubierto los fallos de unas obras hechas en un plazo tan corto de tiempo.

Y ya en la comisaria Arabell Mulls, hizo la declaración de los hechos acontecidos en la habitación 5007 del Hotel Arts.

LLegiu-ne més »

Etiquetes:
feb 19

El injerto

Escrit per Rosa C.L. Arxivat a: Literatura i Ficció Cap comentari »

Maniquies-Realistas-clasico-Grupo-EnvyUn buen dia, su calva dejo de emitir aquel brillo tan deslumbrante. Una fina capa de rizos castaños ocupo su lugar. Lo primero que hizo después de salir de la clínica de trasplantes capilares,  fue ir a comprar todo un arsenal de productos y accesorios que hasta la fecha no habia tenido ocasión de utilizar: peines, cepillos, fijador, espuma, champú, acondicionador, crema suavizante… Todo aquello le venía un poco grande. La dependienta que estaba muy versada en el tema  no tuvo ningún inconveniente en perder casi una hora de reloj con aquel nuevo cliente. Aquel mes se llevaría una buena comisión.

Solo había transcurrido una semana cuando empezó a notar aquellas pequeñas molestias. Siempre era por la noche. Supuso que el calor de la cama le producía aquellos picores- A quella desazón fue en aumento. Ya no podía conciliar el sueño. Se lavaba la cabeza a medianoche con agua fría a fin de apagar los ardores. En la clínica le dijeron que eran normales aquellas pequeñas molestias. Las raíces de los implantes necesitaban un tiempo de adaptación y su cuerpo estaba experimentando una lucha por aceptar un elemento que no le era propio.

Y un buen día sucedió algo insolito. Los rizos empezaron a desprenderse de su cabeza y a flotar por la habitación. Traspasaron paredes y ventanas y siguieron calle abajo, cruzando la Gran Via flotando siempre en el aire hasta llegar al centro de la ciudad. Los grandes almacenes que presidian la plaza habían cambiado la decoración de los escaparates adaptándolos a la época invernal que se acercaba. Los maniquís vestidos con las últimas novedades, tenían  el semblante triste y apático. No ayudaba mucho la palidez de los rostros y la uniformidad de expresion que todos mostraban en sus semblantes.

Los rizos morenos llegaron hasta el gran escaparate, traspasaron las enormes lunas y se fueron colocando en las cabezas mondas y lirondas de los maniquís. Allí empezaron a crecer, a tomar diferentes tonalidades, texturas y formas : unos eran rizados morenos o rubios, otros eran melenas cortas morenas o rubias, otras eran melenas largas morenas o rubias y hasta alguna pelijorra se atrevió a cubrir alguna calva lampiña. Y los maniquís cambiaron su semblante triste y apático por una sonrisa.

 

Rosa C. L.

Juliol 2017

Etiquetes:
des 05
Bastein-Lepage_Diogenes

Bastein-Lepage_Diogenes

Durante mi carrera como periodista, tuve la oportunidad de viajar al inframundo -cosas de la ficción-  para mantener una entrevista con un personaje que siempre me ha impresionado y por el que siento una profunda admiración

– Es cierto que fue desterrado de su ciudad por falsificar moneda.

– Sí, fui cómplice de mi padre, que era banquero y falsificaba moneda, pero desgraciadamente nos descubrieron y tuvimos que exiliarnos a Atenas. Allí aprendí a falsificar o mejor dicho desfigurar la “moneda”

– En Atenas quiso hacerse discípulo de Antistenes y tengo entendido que esté lo rechazo en innumerables ocasiones, incluso creo que llego a darle algún que otro bastonazo

– Llegue a Atenas con un esclavo llamado Manes, que me abandonó poco más tarde. Afronte mi mala suerte estoicamente: “si Manes puede vivir sin Diógenes, ¿por qué Diógenes no va a poder sin Manes?”. Quise ser coherente y me burlaba de la relación de extrema dependencia entre las personas. Encontré un maestro, que no hacía nada para sí mismo, pero rechace su ayuda. Quise ser discípulo de Antístenes, però mi fama me precedía. Finalmente, viendo mi perseverancia me acepto como discípulo LLegiu-ne més »

Etiquetes:
set 26

La playa

Escrit per Rosa C.L. Arxivat a: Literatura i Ficció Cap comentari »

CatedralesVengo de una tierra reseca y agrietada donde solo crecen matojos y espinos, donde el agua navega a quinientos metros bajo tierra y su consumo se realiza con un cuentagotas.  Llegue a esta ciudad,  hace muchos años, para poder ganarme la vida  y  dejar de sentirme como una esclava en una fábrica de conservas. También aquí tuve que luchar para abrirme camino, pero logre con los años tener mi propio negocio, formar una familia i ver crecer a mi nieta.

Este año he cumplido 60 años y mi hija quiso celebrarlo regalándome un viaje. Era una sorpresa. Yo no podía saber el lugar donde íbamos. Así que un buen día se presenta ella su marido y mi nieta y me dicen que prepare la maleta que nos vamos.  El viaje lo hicimos en su coche –creo que se llama “un todoterreno”-  amplio y cómodo. Yo iba detrás con mi nieta que viajaba en su silleta adaptada. Fue una delicia de viaje- Cantando, explicando cuentos, dando alguna cabezada. Y finalmente llegamos.

No me dijeron nada, ni el sitio donde estábamos ni a donde íbamos a ir andando porque no podíamos llegar con el coche. Delante solo se veía una gran extensión de terreno cubierta de un manto frondoso de verde hierba con el cielo al fondo, como un gran decorado. Mi yerno se quedo con la pequeña  y mi hija cogiéndome del brazo me llevo hasta el borde del precipicio. A medida que nos acercábamos fui descubriendo el mar que lamia los acantilados y acariciaba la playa que se hallaba a nuestros pies.  Nunca había visto el mar y nunca había pisado una playa. Sin poder contenerme, llore de emoción ante tanta grandeza.

LLegiu-ne més »

Etiquetes:
set 15

abuelaEl pasado verano me despedí de las mini-vacaciones que hacemos desde que mi madre y el señor Alzheimer viven con nosotros. Cada año el deterioro cognitivo y físico avanzan con más rapidez. La medicación ya no frena el avance de los daños colaterales: perdida de memoria inmediata, recuerdos del pasado que desaparecen, seres queridos que ya no puede recordar ni reconocer en las fotografías familiares, preguntas obsesivas por temas como por ejemplo, preguntar la hora cada dos minutos después de haber consultado su reloj, para confirmar que sigue funcionando y sigue marcando la hora correcta. Si a esto se le añade la falta de control ocasional de una función metabólica bastante engorrosa ya tenemos todos los ingredientes para no animarte ni ilusionarte por salir de la “zona comoda”. Con este panorama por delante pensamos que ya no podríamos salir de nuestro encierro casero.

¿Que podíamos hacer? Coger el mismo apartamento en Calafell? Imposible, después del “incidente” en la piscina del ultimo verano. ¿Un hotel? demasiado barullo de gente, los tres en la misma habitación, problemas con las comidas de fritanga y rancho cuartelario. Totalmente inapropiado. ¿Coger un apartamento sin piscina, con la única opción de bajar a la playa? Tampoco podíamos por los problemas de movilidad de mi madre. ¿Que nos quedaba? Y alguien dijo: ¿y si cogemos un bungalow en el camping de Santa Susana? Yo al principio creí que se trataba de una broma, pero poco a poco fuimos analizando los pros y los contras. Un bungalow para nosotros tres con dos habitaciones individuales. Bien! Con piscina. Bien! Siempre podríamos bañarnos por turnos. Recordaba que la playa no era una maravilla, ya que estaba formada por pequeñas calas con rocas y poca arena, y muy mal camino para acceder, pero siempre podríamos dar un remojon a los pies de la abuela en la playa larga. Y al camping que nos vamos.

LLegiu-ne més »

Etiquetes:
jun 18

OLYMPUS DIGITAL CAMERADurant quatre anys va ser el nostre lloc d’estiueig. Pujàvem quan la canalla començava les vacances de l’escola. Un petit poble, on sols es podia arribar en cotxe particular o amb un bus de La Hispano Hilariense S.A.

Situat a la comarca de la Selva al fons d’una llarga i profunda vall, entre el Montseny i les Guilleries per on s’escola una preciosa riera, ens vàrem enamorar dels seus paisatges des de el primer dia. Rodajat de boscos d’alzina suerera, castanyer, roure i faig, només calia donar quatre passes per trobar-te dins el bosc envoltada per la seva penombra i les seves olors tan característiques de les zones humides on l’aigua tintineja acompanyant les teves pases al llarg del cami. Allà vam descobrir un petit bosc al que varem anomenar El Bosc de les Fades, un lloc realment màgic.

No era un lloc turistic massificat, com et pots trobar en molts pobles de la costa. El poble s’omplia de gent a l’estiu quan els fills i filles del llogaret visitaven la casa dels pares i els llocs on havia transcorregut la seva infantesa, amb la canalla i escapant-se de la ciutat o pobles veïns com Sant Hilari, Breda, Hostalrich on havien trasplantat les seves arrels.

Llogàvem una casa del poble de planta baixa on hi havia un petit menjador amb la cuina i la llar de foc, un petit rebost i la quadra amb un safareig de pedra i les antigues gàbies on en algun moment hi havia hagut gallines i conills. Era tot un món per explorar pels meus fills. A dalt hi havia els dormitoris i un petit quarto de bany. Era molt antiga, de pedra i bigues de fusta. No volíem ni hotels ni apartament. Ens agradava integrar-nos en el lloc i amb la seva gent. Teníem com a veïns l’àvia Pepeta i la seva família. Cada dia ens portava algun producte que el seu home hi havia recol·lectat de l’hort que tenien darrere la casa: bledes, carbassó, enciams, cogombre, pebrots, tomàquets… Ens varem enamorar de la mitologia i les llegendes que envolten el Montseny: les dones d’aigua, el Castell de Montsoriu, “de Sant Hilari a Arbucies, de cada deu, nou són bruixes”…

LLegiu-ne més »

Etiquetes:
mar 01

Ara Malikian interpretando “el verano” de Vivaldi, en su actuación en el Teatro Real de Madrid.

Etiquetes:
  • Blogueres de Sant Martí

    Les Blogueres de Sant Martí som un grup de dones que es forma a partir del taller: "La teva veu a internet". Hem creat una finestra oberta a totes les persones on poder reflectir les nostres inquietuds sobre el que succeeix al nostre entorn.

  • Amb el suport de:

    www.xarxantoni.net
    Xarxa Comunitària de Sant Antoni
    www.farinera.org
    La Farinera del Clot

    EAMP
  • Sobre aquesta web:

    Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

    Aquesta web ha estat desenvolupada per www.femweb.info; utilitzant PHP, XHTML, CSS i JavaScript. Powered by WordPress