gen 18

platon y Aristoteles4Autor: Platón

Lugar: Atenas

Tiempo: 400 (A.C.)

Situación: Juicio Socrates

Solo dos frases escuchadas de improviso, hacen que decida leer “La Defensa de Socrates”, sorprendida en cada párrafo por la actualidad de un mensaje, que se puede aplicar en toda su extensión a las circunstancias presentes en nuestra sociedad. Destacando por un lado la profunda crítica que realiza sobre el materialismo de una época donde los hombres solo pensaban en acumular riqueza y cultivar la belleza del cuerpo (470-399 A.C.). Por el otro su valentia, a pesar de las circunstancias, no tiene inconveniente en censurar la demagogia de los políticos y a la corrupción del sistema en Atenas: “No, el juez no es juez para convertir la justicia en favor, sino para decidir sobre lo justo o lo injusto. No para favorecer a tal o cual, sino para juzgar con arreglo a la ley”.

Es Platón quien rescata del olvido la obra de Socrates a través de “La apología”, donde el filosofo acusado de impiedad y de corromper a los jóvenes se presenta ante el tribunal con la intención de responder a todas las acusaciones que se han vertido contra él, para ello utiliza “el método” que había creado. Desplegando en su defensa todos los postulados filosóficos que difundió entre quienes libremente lo querían escuchar.

Y es que parafraseando al “maestro”, podíamos decir que de él “solo sabemos que no sabemos nada”, ya que igual que otros “grandes pensadores” de la antigüedad, no dejó obra escrita. Todo lo que conocemos del gran filósofo nos lo han transmitido sus discípulos. El más destacado de ellos, Platón, dejó constancia manuscrita “del método socrático” o “el arte del dialogo”, haciendo las preguntas adecuadas para que sus interlocutores descubrieran la verdad a través de ellos mismos, partiendo del previo reconocimiento de su ignorancia, entendida no como un obstáculo sino como la posibilidad de llegar a saber (Maieutica). En este proceso Socrates utilizaba dos recursos: La ironía y la contradicción.

Su doctrina se basa en la moral y en la ética ( no en el reconocimiento público) y la llevó hasta sus últimas consecuencias. A pesar de que pudo eludir su escandalosa condena a muerte prefirió acatarla, aunque fuera injusta, puesto que como ciudadano ateniense se sentía obligado a cumplir la ley de la ciudad. Poniendo así en práctica su revolución ética, centrada en el hecho de actuar de acuerdo a la propia consciencia, no siguiendo los criterios de la mayoría.

Observación:

Probablemente tras las acusaciones de impiedad y corrupción de los jóvenes vertidas contra Socrates, se escondían causas más profundas e incomodas para la buena sociedad ateniense. El pensador ponía el dedo en la llaga cuando denunciaba su afán de acumular riquezas a cualquier precio y los sometía a una humillación continua al tacharlos de ignorantes. El juicio llevado acabo contra Socrates se les fue de la mano no solo a los jueces, que probablemente buscaban solo una rectificación y el compromiso del filósofo de callar, también al propio acusado que no dejó de manifestar una cierta prepotencia ante el tribunal, llegando a decir que su conducta merecía un premio no un castigo.

Se me ocurre que si yo fuera “ciudadano ateniense” (las mujeres no podían votar, ni formar parte de un tribunal) y formase parte del jurado, sometería a Socrates a un sistema de preguntas similar al que él utilizaba. Podría ser algo así:

  • Responde Socrates ¿No es verdad que la vida es el don más preciado del hombre?
  • Efectivamente a si es.
  • ¿No es verdad que el hombre debe de hacer todo lo posible por preservar su vida, no por egoísmo, sino para no dejar desamparados a sus hijos?
  • Tienes razón, respondería el filósofo.
  • ¿No deberías entonces disculparte y comprometerte a moderar tus críticas, para así conservar la vida?

…. ¡A saber lo que respondería el filósofo, igual daba su brazo a torcer conmovido por el hecho de que alguien intentara adoptar la técnica utilizada por él!

Mª Jesús Mandianes

Share and Enjoy:
  • Facebook
  • Twitter
  • Print
  • email

Fes un comentari

  • Blogueres de Sant Martí

    Les Blogueres de Sant Martí som un grup de dones que es forma a partir del taller: "La teva veu a internet". Hem creat una finestra oberta a totes les persones on poder reflectir les nostres inquietuds sobre el que succeeix al nostre entorn.

  • Amb el suport de:

    www.xarxantoni.net
    Xarxa Comunitària de Sant Antoni
    www.farinera.org
    La Farinera del Clot

    EAMP
  • Sobre aquesta web:

    Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

    Aquesta web ha estat desenvolupada per www.femweb.info; utilitzant PHP, XHTML, CSS i JavaScript. Powered by WordPress