des 05
Bastein-Lepage_Diogenes

Bastein-Lepage_Diogenes

Durante mi carrera como periodista, tuve la oportunidad de viajar al inframundo -cosas de la ficción-  para mantener una entrevista con un personaje que siempre me ha impresionado y por el que siento una profunda admiración

– Es cierto que fue desterrado de su ciudad por falsificar moneda.

– Sí, fui cómplice de mi padre, que era banquero y falsificaba moneda, pero desgraciadamente nos descubrieron y tuvimos que exiliarnos a Atenas. Allí aprendí a falsificar o mejor dicho desfigurar la “moneda”

– En Atenas quiso hacerse discípulo de Antistenes y tengo entendido que esté lo rechazo en innumerables ocasiones, incluso creo que llego a darle algún que otro bastonazo

– Llegue a Atenas con un esclavo llamado Manes, que me abandonó poco más tarde. Afronte mi mala suerte estoicamente: “si Manes puede vivir sin Diógenes, ¿por qué Diógenes no va a poder sin Manes?”. Quise ser coherente y me burlaba de la relación de extrema dependencia entre las personas. Encontré un maestro, que no hacía nada para sí mismo, pero rechace su ayuda. Quise ser discípulo de Antístenes, però mi fama me precedía. Finalmente, viendo mi perseverancia me acepto como discípulo

– Se dice que superó a su maestro tanto en reputación como austeridad en el modo de vivir. Al contrario que los otros ciudadanos de Atenas, vivió evitando los placeres terrenales. ¿Que pretendía con esta actitud

-Pretendía poner en evidencia el fingimiento, la vanidad, el ascenso social, el autoengaño y artificiosidad de la conducta humana

– Quisiera saber si puede corroborar todas las anécdotas que sobre usted se han escrito. Se dice que caminaba descalzo durante todas las estaciones del año, que dormía en los pórticos de los templos envuelto únicamente con su manto y que su vivienda era una tinaja

– Un día, caminando por la ciudad iba pensando de que pertenencia me podría deshacer, ya que creía que tenía demasiadas cosas. Tenía mi bastón que me servia para caminar, tenía mi manto y mi zurrón y tenía una escudilla y un cuenco para comer y beber. Un día vi como un niño comía lentejas en un trozo de pan y cuando al terminar sus lentejas bebió agua con las manos en una fuente pensé: “Este muchacho, me ha enseñado que todavía tengo cosas superfluas. Si come sus lentejas con un trozo de pan y cuando termina con ellas bebe agua con sus manos, no necesito ni mi escudilla ni mi cuenco” y acto seguido los arroje contra el suelo y seguí caminando

– ¿Es cierto que iba por las calles con un candil encendido día y noche buscando a un hombre honrado

-Siempre he sentido un gran desprecio por la humanidad. Un día alguien me dejo un candil dentro de mi tinaja. Pensé que no lo necesitaba. No sabía que hacer con el. Al amanecer cogí el candil de aceite gritando: “Busco un hombre, busco un hombre honrado que ni con el candil encendido puedo encontrarlo”. La gente me seguía y yo iba apartando a los hombres que se cruzaban en mi camino insultándoles, porque no conseguía encontrar ni un solo hombre honesto sobre la faz de la tierra

– Como ya debe saber la leyenda que más se conoce relacionada con su “personalidad”, es la que hace referencia al trato que le dio al rey Alejandro Magno

– ¿Y qué dice esta “leyenda” del trato que le di al rey

– Se dice que una mañana, mientras se hallaba absorto en sus pensamientos y tomando el sol fuera de su tonel, ell rey Alejandro Magno, interesado por su fama quiso conocerle. Llego Alejandro Magno y poniéndose delante suyo le dijo:

- “Soy Alejandro Magno”

- “Y yo Diógenes el perro”

- “¿Por qué te llaman Diógenes el perro?”

- “Porque alabo a los que me dan, ladro a los que no me dan y a los malos les muerdo”

- “¿Necesitas alguna cosa?Pídeme lo que quieras”

- “Quisiera que te apartaras un poco y te hicieras hacia un lado”.

- “¿Porque?”

- “Es que si te pones delante me  tapas el sol”

- “¿No me temes?”

- “Gran Alejandro, ¿te consideras un buen o un mal hombre?”

- “Me considero un buen hombre”

- “Entonces… ¿por qué habría de temerte?”

Bueno, la gente tiene una gran tendencia a fantasear sobre pequeños hechos y hacerlos más magníficos de lo que realmente fueron. Pero es cierto, me tapaba el sol.

- ¿Es cierto que durante un viaje a Egina fue capturado por los piratas y vendido como esclavo?

– Sí es cierto. Cuando fui puesto a la venta como esclavo, me preguntaron qué era lo que sabía hacer, y respondi: “Mandar. Comprueba si alguien quiere comprar un amo”. Me compro Jeniades de Corinto quien me devolvió mi libertad y me convirtió en el tutor de sus hijos. Pase el resto de mi vida en Corinto.

–  Ha sido un placer poder mantener esta conversación con usted. Espero que algún día podamos volver a seguir conversando

– Espero que no. Me aburren las entrevistas.

 

 

Rosa C.L.

Share and Enjoy:
  • Facebook
  • Twitter
  • Print
  • email

Un comentari a “Diógenes el antisistema: Dialogo con un personaje històrico”

  1. Dhorko escrigué:

    No se de que em sona a mi aquesta anècdota…jeje. Molt ben escrit, m’ha agradat molt.

Fes un comentari

  • Blogueres de Sant Martí

    Les Blogueres de Sant Martí som un grup de dones que es forma a partir del taller: "La teva veu a internet". Hem creat una finestra oberta a totes les persones on poder reflectir les nostres inquietuds sobre el que succeeix al nostre entorn.

  • Amb el suport de:

    www.xarxantoni.net
    Xarxa Comunitària de Sant Antoni
    www.farinera.org
    La Farinera del Clot

    EAMP
  • Sobre aquesta web:

    Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

    Aquesta web ha estat desenvolupada per www.femweb.info; utilitzant PHP, XHTML, CSS i JavaScript. Powered by WordPress