oct 07

Cuando se busca tanto el modo de hacerse temer se encuentra siempre primero el de hacerse odiar. (Montesquieu)

cerezas buenas- ¡Otra vez la pareja de mocosos escalando la tapia! ¡Con que pachorra se quitan los zapatos para trepar por las ramas más recias de mi cerezo!

- ¡Mismamente como si fueran dos monos! ¡Hay que ver la jeta de los endemoniados niños y de sus padres!

- ¡Será que no les he llamado la atención en medio de la plaza, con todos los vecinos delante, para que les caiga la cara de vergüenza!

- Que mi huerto es propiedad privada -les he dicho- Explicárselo a vuestros hijos, que ya son mayorcitos y los lleváis muy sueltos. Mano dura es lo que necesitan. – Así mismo se lo he echado a la cara.-

- Y ellos porfiando. ¡Pero Julián hombre! ¿A ti que más te da? ¿Para que quieres tantas cerezas? ¿Para que se pudran en los árboles?. ¿No sería mejor que las coman los chavales? ¡Tan grandes y hermosas que están!

- Me cago en… pero que coño les importa ¿No han crecido en mis tierras? ¿No son mías? ¡Me van a decir esos muertos de hambre lo que tengo que hacer con mi cosecha! ¡Antes prefiero ver como se pudren a consentir a esos críos que vengan a robarlas!

- Hasta les he regalado unos caramelos para que vean mi buena voluntad y no me vuelvan a tocar los cojones colándose en mi hacienda. Ya lo decía mi mujer, que en paz descanse ¡Por las buenas soy muy bueno, pero por las malas soy el peor! ¡Como me sigan buscando las cosquillas acabaremos a hostias! ¡Vamos que al final tendremos un disgusto!

- ¡Ya bajan! Él con el sombrero lleno y ella con el capazo a rebosar y enseñando las bragas… si fuese mi hija le daba un par de sopapos por guarra ¡Que le pregunten a la Joani!

- ¿Pero que hacen colgándose las cerezas en las orejas y bailoteando? ¡Si parece que se estén choteando delante de mi cara! ¡Eso si que no, de Julián no se ríe ni Dios!

Bang, bang

Bastó un instante para que el color de las cerezas se difuminara mezclado con la sangre, formando un reguero que corría en torno al tronco del árbol. Sangre igual a la derramada por su mujer hace mucho tiempo, fecundando las raíces con el liquido carmesí, que más tarde engendraría aquellos frutos de un rojo intenso incomparable.

El atardecer cómplice, manchado de nubes ceniza, escondió entre la oscuridad el secreto de dos primaveras truncadas cuando acababan de comenzar. Mientras entre las sombras se deslizaba la silueta de Julián con todas sus muertes a cuestas.

Mª Jesús Mandianes

Share and Enjoy:
  • Facebook
  • Twitter
  • Print
  • email

Fes un comentari

  • Blogueres de Sant Martí

    Les Blogueres de Sant Martí som un grup de dones que es forma a partir del taller: "La teva veu a internet". Hem creat una finestra oberta a totes les persones on poder reflectir les nostres inquietuds sobre el que succeeix al nostre entorn.

  • Amb el suport de:

    www.xarxantoni.net
    Xarxa Comunitària de Sant Antoni
    www.farinera.org
    La Farinera del Clot

    EAMP
  • Sobre aquesta web:

    Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

    Aquesta web ha estat desenvolupada per www.femweb.info; utilitzant PHP, XHTML, CSS i JavaScript. Powered by WordPress