gen 24

UFO flying in a dark skyLa discusión había sido monumental. En realidad, nunca antes de ahora les había sucedido nada parecido, las palabras hirientes cargadas de enojos múltiples salieron de sus bocas. Y ella tomó la decisión que jamás antes la había puesto en marcha, aunque la hubiera pensado alguna vez.

Irse bien lejos.

Salió de casa dando un portazo que retumbó más en sus oídos que en el edificio. Por fin se alejó del lugar, con paso decidido como si huyera de algo, se alejó de su casa. Circulaba por una callejuela estrecha, con edificios no demasiado altos. Quería irse a un lugar remoto, perder de vista todo aquello que durante un tiempo la había lastimado. Llevaba entre sus brazos una estatua que siempre le había dado confianza en sí misma, para ella era como un amuleto,  la tenía fuertemente abrazada, como si temiera perderla.

Al final de la calle, se veían unas luces parpadeantes, de brillantes colores que salían de un aparato metálico, difundiendo a intervalos el variado colorido, desde el amarillo más puro, al blanco cegador, pasando por azules y violetas. Se sintió atraída por la novedad de todo aquello. Pensó que tenía ante sí, un OVNI, algo realmente inusual. Por unos momentos se quedó perpleja sin saber qué hacer, pero siguió andando como si fuera atraída incluso contra su voluntad, hasta aquel aparato luminoso. Vio cómo se abría una puerta y por una escalerilla descendía un ente, que no sabía cómo calificar, era medio humano medio robot, lo que, si pudo notar, que, sin necesidad de palabras, se entendían telepáticamente, aquel ser le infundía seguridad, hizo ademán para que fuera valiente y subiera por la escalerilla. Cuando lo hizo, comprobó que estaba en una sala, no demasiado grande, con multitud de monitores, que parpadeaban sin cesar, emitiendo sonidos extraños. En contra de lo que ella misma esperaba, no tenía miedo, aquel ser parecía destilar bondad, sin palabras, supo que era un aliado, que había llegado hasta ella, con la intención de llevarla muy lejos, donde olvidaría para siempre aquellas palabras molestas que tanto daño le hicieron. No hizo intención de alargar su mano, pero tuvo la sensación de sentir el contacto y avanzó hasta el centro de la nave. Allí dejó la estatua, esa que durante horas había mantenido cerca de su corazón. Estaba dispuesta a irse lejos de aquel lugar, sabiendo además que donde fuera encontraría esa paz tan deseada. Vio cómo se cerraba la puerta y oyó el ruido de la escalerilla que replegándose sobre sí misma, se escondía en la parte más alta.

Supo que el OVNI se había puesto en marcha, y surcaba veloz la atmósfera de la tierra, y pensó que, si miraba por una de aquellas ventanas, vería el lugar del que había huido tras la discusión. Y la invadió una serenidad que hacía mucho tiempo había olvidado. Respiró hondo, miró a aquel extraterrestre, que seguía infundiéndole confianza, solo con el pensamiento. Por fin se sintió libre y feliz.

El corazón le latía desbocado, aún creía sentir los pitidos de los monitores, y aún veía las luces multicolores que circundaban la nave. Trató de calmar sus nervios. Recordó la discusión y su huida, comprobando con cierta pena, que todo había sido un sueño. Pero ella supo, que de alguna manera había abandonado la tierra, y entes humanoides, la ayudaron a encontrar la paz. Estaba segura, que no había sido un sueño, todo era demasiado real. Había estado en un OVNI, y se había comunicado telepáticamente con un ser de otro mundo. Eso no lo ponía en duda.

Tuvo la certeza más completa, cuando buscó por toda la casa, la estatua, y comprobó que había desaparecido.

 

Teresa Vidal.

 

Share and Enjoy:
  • Facebook
  • Twitter
  • Print
  • email

6 Comentaris a “El Ovni”

  1. Pilar Zabala escrigué:

    Qui no ha sentit mai el desig de viatjar ben lluny? Contemplar la terra des de l’espai ha de ser molt emocionant. Afortunada tu que ho has aconseguit fer dins un somni. O no ha estat pas un somni?

  2. teresa vidal escrigué:

    Aixó ja ho deixo a l’opinió de cadascu. Tria el que més t’agradi.
    Gràcies pel comentari. Fins aviat

  3. Fernando Guardiola Sanchis escrigué:

    Sigui o no un somni tu has experimentat la pau d’un viatge que a tants de nosaltres ens agradaria fer.
    Bell relat el teu.
    Arreveure.

  4. Àngels escrigué:

    ¡Me ha encantado tu relalto Teresa! Yo creo que no ha sido un sueño, más bien un ser más elevado ha captado telepáticamente el estado de ánimo de la protagonista y por unos momentos inolvidables te ha confirmado que las cosas pueden ser de otra forma. Fantástico.
    Àngels

  5. teresa vidal escrigué:

    Eso de liarla con la informática suele pasar.
    Me alegra que te haya gustado el relato, yo aún dudo si fue sueño o realidad, pero lo cierto es que me lo pasé muy bien.
    Gracias por comentar. Hasta pronto.

Fes un comentari

  • Blogueres de Sant Martí

    Les Blogueres de Sant Martí som un grup de dones que es forma a partir del taller: "La teva veu a internet". Hem creat una finestra oberta a totes les persones on poder reflectir les nostres inquietuds sobre el que succeeix al nostre entorn.

  • Amb el suport de:

    www.xarxantoni.net
    Xarxa Comunitària de Sant Antoni
    www.farinera.org
    La Farinera del Clot

    EAMP
  • Sobre aquesta web:

    Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

    Aquesta web ha estat desenvolupada per www.femweb.info; utilitzant PHP, XHTML, CSS i JavaScript. Powered by WordPress