gen 08

peonzaAunque a primera vista no pueda parecerlo, la peonza guarda una cercana similitud con el proceso de la vida humana. De por sí, ya la tiene sólo por el hecho de que su forma es parecida a un corazón, y que al igual que una bailarina, es capaz de danzar con suma fragilidad, sobre la punta de sus pies.

Le viene su energía, al hecho de enroscar a su alrededor un largo “cordón umbilical” que la lanza por el aire, desde donde cae enhiesta y orgullosa sobre el suelo, donde inicia el ritual de la danza que da sentido a su vida.

Gira sobre sí misma, se inclina, se desplaza, se pavonea y busca mantener su verticalidad, mientras le dure su vital energía. Cuando ésta se acaba, pierde velocidad, empieza a trastabillar, comienza su desequilibrio, y entre algún titubeo, rueda por el suelo, hasta que caída sobre su costado, fenece.

Como también nos suele ocurrir a los humanos, mientras dura la energía que la mueve, pueden acontecer azarosas situaciones: quizás sea un golpe contra otra peonza, algún obstáculo oculto en el camino o cualquier otra causa inesperada; entonces se acelera su desequilibrio, y se produce la inevitable caída.

Al igual que para la mayoría de seres vivos, suele acontecer durante el tiempo en que transcurre la vida, que si se logran superan tales golpes, y se consigue mantener la calma, el equilibrio y la cordura, la danza pueda alcanzar su buen fin.

Cuando el golpe recibido es de intensa gravedad, y por su causa se pierde la estabilidad, entonces su vida puede llegar a quedar definitivamente acortada y sentenciada, y la pronta caída se vuelve inexorable.

También hay peonzas que salen rodando alocadas,volteando sobre su costado, ignorando la importancia de mantener la verticalidad y el manejo de la energía; suelen acabar tendidas, sin cumplir su finalidad, y sin conocer el sentido del juego.

Hay quien a las peonzas, las llama despectivamente “trompos” como si de un cascajose tratara; no hay que hacer caso de esas aviesas intenciones que buscan desprestigiar tan preciado y bailarín juguete, y por ello es necesario reconocer a la peonza su innegable dedicación y aprecio a la danza, que es su vida.

Javier de la Casa Serra

Dic 2015

Share and Enjoy:
  • Facebook
  • Twitter
  • Print
  • email

4 Comentaris a “La peonza y el baile de la Vida”

  1. Ferran Guardiola escrigué:

    Me gusta tu descripción de la similitud que haces de la peonza su equilibrio y la danza, con los avatares de la vida del ser humano.
    Te felicito

  2. Mª jesús Mandianes escrigué:

    Javier, me ha encantado el simbolismo que encuentras entre la peonza y la vida. No lo podías explicar de manera más sencilla y más clara. ¡Sorprendente!

  3. Bruna escrigué:

    buenos días, Javier,

    Me ha gustado mucho tu escrito, haces una analogía muy buena entre los movimientos de la peonza y la vida, como si fuera un ser vivo (y realmente uno llega a pensar que lo es). Así que me ha parecido un escrito muy bien logrado y trabajado. Yo tengo algo de experiencia en publicar algún que otro libro, recientemente puesto en marcha un blog con algunos artículos y consejos para aquellos que les gusta escribir.Si tanto tú como el resto de las personas que visitan esta página le quieren echar un vistazo, la dirección es la siguiente. Muchas gracias a todos.(y disculpa que no escriba en catalán, no vivo en Cataluña).

    http://www.comoescribirunlibro.org/pautas-de-ficcion/

  4. Magui escrigué:

    Javier es un fabuloso relató una comparación perfecta. Enhorabuena

Fes un comentari

  • Blogueres de Sant Martí

    Les Blogueres de Sant Martí som un grup de dones que es forma a partir del taller: "La teva veu a internet". Hem creat una finestra oberta a totes les persones on poder reflectir les nostres inquietuds sobre el que succeeix al nostre entorn.

  • Amb el suport de:

    www.xarxantoni.net
    Xarxa Comunitària de Sant Antoni
    www.farinera.org
    La Farinera del Clot

    EAMP
  • Sobre aquesta web:

    Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

    Aquesta web ha estat desenvolupada per www.femweb.info; utilitzant PHP, XHTML, CSS i JavaScript. Powered by WordPress