abr 18

Un lunes del mes de febrero, inicio junto a mi marido, mi hermano Jaime, y Luisa su mujer,  unas breves vacaciones. Un autocar nos espera a la salida del aeropuerto de Sevilla para conducirnos hasta un hotel situado en Matalascañas, una urbanización costera  perteneciente a Almonte,  provincia de Huelva.

Son las seis de la tarde cuando decidimos recorrer a pie un  tramo del paseo de seis quilómetros que transcurre a lo largo de la playa. Un viento desapacible y frio me obliga a subir al máximo la cremallera del anorak y a introducir las manos en los bolsillos a la vez que  un nutrido grupo de golondrinas, ajenas al estado del tiempo, revolotean  gritonas y amenazantes a nuestro alrededor para que abandonemos su territorio.  Durante el camino de regreso al hotel el sol se tiñe de un rojo intenso antes de desaparecer bajo las plateadas aguas que bordean el horizonte.

Compruebo que los amaneceres son más perezosos aquí. La oscura sombra  de la noche  sigue reinando impasible a la misma hora que en Barcelona empieza a asomar el día.

Hoy disponemos de una mañana tranquila y decidimos emplearla acercándonos a la playa. La arena es aquí una poderosa señorona que avanza infatigable en su lucha por apoderarse  de un terreno que sobrepasa sus límites, y su  textura es tan fina que mirada en la distancia parece formar suaves montículos de polvo brillantes y cegadores. Me tienta la idea de caminar descalza y no me resisto a dejar  que el agua fría moje mis pies pero me confío demasiado y una ola traicionera consigue alcanzar mis rodillas. Es sorprendente la  cantidad de conchas que el mar ha abandonado sobre la arena, las hay de diferente tamaño, forma y color, algunas de ellas muy bonitas y curiosas; recojo unas cuantas, quizás me haga un collar.

Por la tarde visita al PARQUE NATURAL DE DOÑANA. Pinos, Eucaliptos, Fresnos, Acebuches, Palmitos y grandes Alcornoques crecen rodeados de una maleza que comienza a amarillear, y entre ella sobresale el verde Lentisco.  Manadas de Gamos corren al trote a lo lejos. Algunos ciervos, medio escondidos entre los árboles, se asoman curiosos unos instantes haciendo gala de su espléndida cornamenta, para luego desaparecer rápidamente confundidos entre el follaje. Los conejos corren asustados a esconderse mientras los caballos y las vacas nos observan con indiferencia. El soberano del lugar es sin duda alguna el lince, especialmente protegido aquí para asegurar su reproducción y, que como ya me suponía, permanece oculto la mayor parte del día.   Hace un año que no llueve en esta región y el agua escasea en las marismas, algunas de ellas aparecen completamente secas y otras no son más que pequeñas charcas,  una verdadera desgracia por lo que esto supone para  los, ibis  flamencos,  avocetas y cigüeñas que acuden  confiados a este lugar.

Aldea de EL ROCIO. Frente a una gran marisma preside la capilla de la Blanca Paloma (Virgen del Rocío) junto a un espectacular mural barroco recubierto de pan de oro. Durante el popular oficio se combina la manifestación festiva con la devoción. Pequeñas casas se entremezclan   entre las capillas y edificaciones que han erigido numerosas hermandades y cofradías.  Rezuma el color blanco en todo el lugar y las calles guardan grandes espacios entre ellas para dar cabida a las miles de personas y caballos que cada año acuden en peregrinación a la fiesta del rocío, por este motivo se mantiene todo el espacio con la natural arena fina del lugar.

ISLA CRISTINA.- Bonita Villa costera de casas blancas con ventanas enrejadas y bellas celosías que lucen al sol. Posee tranquilas calles y paseos peatonales y también hermosas pérgolas. Tiene puerto pesquero y una importante lonja donde se  subasta el pescado, lo decepcionante a pesar de ser comprensible, es comprobar que el curioseo de los no compradores está vetado en este lugar.  Entre otras cosas me llama poderosamente la atención las rojas salinas que  hay  en sus alrededores.

CASTRO MARIN (Portugal).-  Ruta salpicada de bajos matorrales  y  verdes prados entre los que sobresalen algunas salinas. Cruzamos el poderoso puente colgante que en días pasados señalaba la frontera entre España y Portugal.  Agradable sensación ante la cantidad de casas encaladas de una sola planta y adornadas con azulejos amarillos, verdes o azules. Un par de puentes de piedra une las dos riberas del río Guadiana a su paso por esta población. Buena panorámica desde la colina donde se alza la Fortaleza de San Sebastián del siglo XIII, antiguamente se comunicaba con el castillo a través de un muro del que solo quedan algunos restos a causa del terremoto de l755. Cuatro siglos más tarde se reconstruyó la fortaleza. Dos viejas horcas y un aparato de tortura nos sorprenden a la entrada. Se cuenta que en este lugar se oyen voces y crujidos y  hay gente que dice  haber  visto aparecer  fantasmas.

TAVIRA (Portugal).- Grandes extensiones de Invernaderos y naranjos se divisan a lo largo de la carretera. También aquí las casas muestran azulejos en sus fachadas. Tanto las calzadas como las aceras están formadas de pequeños y lustrosos adoquines.  Es agradable caminar por el paseo que bordea el río, sobre el que se alza un viejo puente de siete ojos.  Algunas casas poseen escalones que permiten acceder directamente a las barcas que aguardan sobre las tranquilas y limpias aguas del rio Gilao. Tavira, llamada también la Venecia portuguesa es un lugar lleno de encanto.

FARO (Portugal).- Llama la atención la cantidad de jóvenes cigüeñas que anidan sobre los postes eléctricos. Faro es una ciudad importante. Lo pregona el puerto, los altos edificios, las plazas arboladas y los paseos adoquinados formando cenefas. Una vieja arcada permite el acceso a su agradable parte vieja donde se encuentra un campanario con doce campanas.

LA RABIDA.- De nuevo en España visitamos el Monasterio de Santa María. Interesante recorrido por su interior. Dibujos y pinturas del siglo XV. Capilla Gótico-Mudéjar con una curiosa imagen de alabastro del siglo XIII. Cancela árabe. Aquí se alojó Cristóbal Colón y posteriormente algunos de los famosos conquistadores de América. Réplica de las tres carabelas en un recodo del  puerto. Cuidada ambientación del conjunto.

SEVILLA. – Torre del Oro s. VX, cúpula dorada, actualmente museo en obras. Paseo en barco por el río Guadalquivir, el único navegable en España hasta su desembocadura. Ausencia del sol y frio intenso en cubierta. Cruzamos los puentes de San Telmo, Triana y Alamillo, este último con un mástil de 142 metros obra de Santiago Calatrava. Paseo tranquilo por el antiguo barrio de Santa Cruz, llamado también de los judíos. Curioso laberinto de callejones estrechos, encantadoras plazoletas y hermosos patios interiores. Gran profusión de tiendas de “souvenirs”.  Impresionante el conjunto monumental formado por la Catedral, (la más grande del mundo en estilo gótico), la Torre de la Giralda y las pequeñas capillas de diseño barroco. Visita al Parque de Mª Luisa. Concepto romántico con amplias avenidas y pequeños rincones frondosos que invitan a la reflexión, árboles, bellas pérgolas, fuentes con motivos arabescos, esculturas, pavos reales, pájaros cantores, pequeños lagos donde patos y cisnes se deslizan suavemente, bancos de hierro forjado y otros formados de azulejos.  Sorpresa ante las grandes dimensiones de la Plaza de España y el grandioso conjunto arquitectónico de estructura semicircular que se erige al frente. La edificación es de ladrillo vista y la decoración la componen la cerámica, el hierro forjado, los artesonados y el mármol. A lo largo de las paredes se simbolizan algunas  características de las 48 provincias españolas. Un canal y cuatro puentes bordean la plaza y en el centro  se alza una gran fuente. Simplemente espectacular.

LA PALMA DEL CONDADO. – Casas de dos plantas con ventanas  enrejadas y cuidadas puertas de madera, agradables plazuelas, viejas calles pulcras y sinuosas, perfumados naranjos y limoneros bordean la avenida principal. Hermoso pueblo de grato recuerdo.

MINAS DE RIOTINTO.- A lo largo del viaje se ven Cigüeñas y grandes bosques de eucaliptos. Visita al museo, lugar de partida. Interesante información. Corto recorrido por una vieja mina que desemboca ante una hondonada donde se acumula agua ferruginosa. La extracción de hierro y cobre, entre otros minerales ya se ha abandonado y ahora la mina a cielo abierto  sugiere un paisaje lunar con cráteres de grandes proporciones en distintos tonos terrosos.

ARACENA.- Villa agradable situada alrededor de una verde colina bajo la atenta mirada  de un imponente castillo. Junto a la Plaza de  San Pedro se encuentra la entrada  a  LA GRUTA DE LAS MARAVILLAS descubierta por un pastor en 1850.  Recorrido guiado y sabiamente iluminado a través de las entrañas de la Tierra. Ascensos y descensos a través de dos niveles rodeados de espectaculares estalactitas y estalagmitas a las que acompañan una gran variedad de formaciones calcáreas. Es sorprendente la gran belleza que aquí muestran sus lagos de profundas aguas transparentes y las amplias y magníficas salas, entre las que destacan La Catedral, el Gran Salón y La Cristalería, a las que se accede a través de altos y anchos corredores, pero también entre  bajos y estrechos pasillos. Durante el recorrido por esta gruta, que es merecedora del nombre que la distingue, no es difícil que un sugerente y misterioso mundo lleno de magia y fantasía se abra paso con facilidad a través de la imaginación, como me ha sucedido a mí.

No me cabe la menor duda que la naturaleza, toda ella, es el mayor bien que se nos ha ofrecido y por ello es necesario cuidar y preservar este gran tesoro. Con este y otros pensamientos digo adiós a los lugares que durante unos pocos días me han acompañado, lugares que intento reconocer desde lo alto del avión que me lleva de regreso a Barcelona.

Pilar Zabala

Share and Enjoy:
  • Facebook
  • Twitter
  • Print
  • email

2 Comentaris a “Relato de un viaje entrañable”

  1. Jaume escrigué:

    me da la impresión de que este viaje tambien lo he hecho yo, no está mal verdad?, hay que aprovechar los beneficios de “Mundo Joven”, los que ahora y siempre hemos sido jovenes e inquietos, no debemos de parar, lastima que hay quien tiene terror a los barcos, ya me entiendes, pero yo y quien manda en mi casa, este año trataremos de coger un buen barco, eso si en el Atlantico, el mediterraneo está demasiado calmado

  2. Pili escrigué:

    Gracias hermanito por el comentario y celebro que pienses ya en un próximo viaje .En este tiempo de crisis galopante debemos considerarnos afortunados, dentro de poco quizás ya no podremos ni siquiera recurrir a eso que tu llamas “Mundo jóven”.

Fes un comentari

  • Blogueres de Sant Martí

    Les Blogueres de Sant Martí som un grup de dones que es forma a partir del taller: "La teva veu a internet". Hem creat una finestra oberta a totes les persones on poder reflectir les nostres inquietuds sobre el que succeeix al nostre entorn.

  • Amb el suport de:

    www.xarxantoni.net
    Xarxa Comunitària de Sant Antoni
    www.farinera.org
    La Farinera del Clot

    EAMP
  • Sobre aquesta web:

    Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

    Aquesta web ha estat desenvolupada per www.femweb.info; utilitzant PHP, XHTML, CSS i JavaScript. Powered by WordPress