set 04

Emily Bronte

En 1847, tres novelas conmueven a los lectores ingleses: Cumbres borrascosas, de Ellis Bell, cuenta una devastadora historia de pasión y venganza. Agnes Grey de Acton Bell, desnuda la hipocresía de la institución familiar y Jane Eyre, de Currer Bell, exalta el coraje de una mujer independiente.

Nadie sabe que los autores son autoras. Los hermanos Bell son las hermanas Brontë. Emily, Anne, Charlotte, alivian la soledad escribiendo poemas y novelas en un pueblo perdido en los páramos de Yorkshire.

Intrusas en el masculino reino de la literatura, se han puesto máscaras de hombres para que los críticos les disculpen el atrevimiento, pero los críticos maltratan sus obras rudas, crudas, groseras, salvajes, brutales, libertinas…

Eduardo Galeano del libro “Mujeres”

Emily Brontë escritora y poetisa britanica, (Thornton, Yorkshire, Inglaterra1818-1848). Fallece a la edad de 30 años, de tuberculosis, tras haber contraído un resfriado en el funeral de su hermano. Su padre era un parroco anglicano. Su madre murio en 1821, cuando ella tenia tres años, siendo internada junto con sus hermanas en el colegio Clergy Daughters, donde cayeron enfermas de tuberculosis. Seria en este colegio donde Charlotte se inspiro para describir el siniestro colegio Lowood que aparece en su novela Jane Eyre.

En 1838, Emily empezó a trabajar como institutriz. Más tarde, junto a su hermana Charlotte, fue alumna de un colegio privado en Bruselas, hasta que la muerte de su tía la hizo volver a Inglaterra. Emily se quedó a partir de entonces como administradora de la casa familiar. La gran preocupación de sus últimos años fue el cuidado de su hermano Branwell, que resultó la “oveja negra” de la familia. Fracasado en la pintura, despedido del modesto empleo que había logrado, Branwell fue realmente la cruz de Emily. La adicción a la bebida fue extrema en los últimos años, añadiéndole además el consumo indiscriminado del opio. Emily, aunque severa, de temperamento intransigente y poco efusiva, le atendió siempre con una paciencia y una abnegación ejemplares. Permanecía siempre en pie hasta que Branwell, ebrio y desvariando regresaba al hogar, lo que ocurría con frecuencia a altas horas de la noche, para ayudarle a acostarse. Parece que muchas páginas de Cumbres borrascosas y algunos de sus poemas fueron escritos durante estas vigilias.

En 1846, Charlotte descubrió por casualidad las poesias que escribía su hermana Emily. Las tres hermanas Brontë decidieron entonces publicar un libro de poesía conjunto. Para evitar los prejuicios sobre las mujeres escritoras, las tres utilizaron seudónimos masculinos (los nombres que usaron fueron Currer Bell, Ellis Bell y Acton Bell). Las poesías de Emily son incomparablemente las mejores del tomo. No cabe duda de que es una de las mejores poetisas de Inglaterra. Las de Anne, aunque no de tan alto nivel, son también superiores a las de Charlotte, cuyo talento era esencialmente novelesco. Sólo se vendieron dos ejemplares del libro, que pasó inadvertido; pero las Brontë no se desanimaron por ello y decidieron escribir una novela cada una.

LA OBRA. “Cumbres borrascosas”, es la única novela de Emily Brontë, publicada por primera vez en 1847 bajo el seudónimo de Ellis Bell. Aunque ahora se considera un clásico de la literatura inglesa, el recibimiento inicial de Cumbres Borrascosas fue tibio en el mejor de los casos. Su estructura innovadora, que se suele comparar con un conjunto de muñecas de Matryoshka, desconcertó a los críticos cuando apareció. Algunos críticos contemporáneos a la autora incluso pensaron que éste era un trabajo anterior, menos maduro, de Charlotte Brontë (que había publicado Jane Eyre ese mismo año bajo el seudónimo de Currer Bell). Las críticas posteriores revisaron esta visión, y coincidieron en que la originalidad de Cumbres Borrascosas excedió a la de los trabajos de sus hermanas Charlotte y Anne.

El argumento. La novela cuenta la historia de amor entre Catherine Earnshaw y su hermano adoptivo Heathcliff. Un hombre llamado Lockwood llega a la finca Cumbres Borrascosas para conocer al señor Heathcliff, su casero, que le ha alquilado una villa cercana, la Granja de Tordos. El recibimiento no puede ser más frío. En la casa viven también la nuera de Heathcliff, Catherine, y el joven Hareton. Los tres personajes le parecen a Lockwood incomprensiblemente toscos y amargados.

La señora Dean, que sirve a Lockwood en la Granja de los Tordos y cuidó de ellos cuando eran niños, le cuenta la historia de las dos familias que viven en la zona, los Linton y los Earnshaw. El señor Earnshaw, dueño de Cumbres Borrascosas, trajo un día a su casa a Heathcliff, un niño abandonado, para criarlo como suyo. Los hijos de Earnshaw recibieron con extrañeza a Heathcliff. Con el tiempo, la hija, Catherine, se hizo buena amiga de él, pero el hijo mayor, Hindley, lo detestaba y no perdía ocasión de humillarlo.

Años después, los padres de Catherine y Hindley mueren. Hindley se casa con una mujer llamada Frances, la cual prohíbe a Heathcliff todo contacto con Catherine. Sin embargo, los dos mantienen a escondidas su amistad, que pronto se convierte en amor apasionado. Un día deciden ir a espiar a los vecinos que viven en la Granja de Thrushcross, los Linton. Los Linton los sorprenden. Mientras intenta huir, un perro muerde a Catherine. Los Linton la recogen, la cuidan y la alojan en su casa durante una temporada. En cambio, expulsan a Heathcliff, al que consideran poco menos que un criado. Cuando Catherine vuelve a las Cumbres, ha cambiado: ya no es una niña salvaje,sino toda una señorita.

Catherine se casa con el hijo de los Linton, Edgar, aunque confiesa al ama de llaves, Nelly Dean, que en realidad está enamorada de Heathcliff. Éste, que escucha escondido parte de la conversación, se siente ofendido, pues Catherine dice que descarta casarse con él porque la unión la rebajaría. Herido en su orgullo, desaparece, pero vuelve luego de tres años, enriquecido por oscuros negocios. Para enfadar a Edgar y poner celosa a Catherine, corteja a Isabel (la hermana menor de Edgar), y acaba casándose con ella, que le da un hijo, Linton.

Catherine enferma por los encontronazos entre su marido y Heathcliff, acaba muriendo la noche en que da a luz a su hija. Edgar Linton, el padre de la niña, decide llamarla igual que su difunta esposa: Catherine. Hindley, convertido en un borracho y jugador empedernido, se ve obligado a vender Cumbres Borrascosas a Heathcliff. Finalmente muere, y Heathcliff se queda con la casa y con el hijo de Hindley, Hareton, al que mantiene analfabeto y salvaje, vengándose así de su padre. Isabel huye de Cumbres Borrascosas y se consagra al cuidado de su hijo, Linton. Finalmente, muere, y Linton vuelve con Heathcliff, que lo desprecia, pues es un niño enfermizo que no se parece en nada a él.

Pasan dieciséis años. Catherine Linton, que no conoce la historia de las Cumbres, acude a visitar a su primo Linton. Heathcliff orquesta un romance entre los dos primos y logra que se casen, de modo que cuando Edgar y el propio Linton mueren poco después, Heathcliff hereda la Granja de los Tordos, apoderándose así del patrimonio de las dos familias que tanto lo despreciaron.

El señor Lockwood vuelve a Cumbres Borrascosas y descubre que Heathcliff ha muerto, convencido de que el fantasma de su amada Catherine ha venido a buscarlo. A pesar de lo mucho que lo maltrató, Hareton llora por Heathcliff, que ha sido lo más parecido a un padre que ha conocido. Cathy, que al principio despreciaba a Hareton, pasó a compadecerse de la ignorancia del muchacho y le enseñó en secreto a leer. Su relación da un giro feliz: al final, deciden casarse, dando así un final feliz a la historia de odios y desencuentros de sus familias.

Porque he escogido “Cumbres Borrascosas de Emily Brontë? Hace años que lei la obra. Es difícil de catalogar. No creo que entre dentro del genero del romanticismo, porque al fin y al cabo no es una historia de amor, sino de odio y venganza. Quizás solo calificaría como “romanticismo” el paisaje, los paramos, las brumas, el clima, las viejas casonas, que hablan de una sociedad decrepita. Me sorprendió la fuerza de los personages que impacta y conmueve al mismo tiempo y me sorprendió también, la descripción del carácter y la personalidad de los personajes de la historia, la crudeza de algunas escenas y sobretodo la descripción del paisaje, el cual en ocasiones parece que forma parte de los personages.

Hay varios narradores en la obra.  El primero, Lockwood, personaje que aparece  en Cumbres como forastero. Su punto de vista será el de alguien que, viniendo de fuera, interpreta los echos de forma subjetiva. Una noche que pasa en Cumbres, debido a una nevada, tiene una pesadilla con el fantasma de Catalina. Casualmente encuentra sus diarios y decide indagar en la vida de estas getes. Entonces aparece la segunda narradora: la señora Dean.

Ambos alternan sus roles de narradores y estos cambios contribuyen a crear una dinámica particular: la narración depende de sus miradas. Cuando se les niega el acceso a la fuentes – cuando la señora Dean es expulsada de Cumbres por orden de Heatfcliff- Emily Brontë, inagotable, recurre al testimonio de Zila, la nueva sirvienta quien compartirá con la señora Dean, lo que ve y lo que sabe.

La credibilidad emana de los testimonios de los narradores, el lector bebe de las fuentes sin cuestionar jamás la veracidad de la historia, mérito de la escritora que presenta un mundo sin fisuras, compacto, encerrado en sí mismo y finito. El lector queda con la sensación de haber presenciado retazos de vidas apasionantes y le resultará difícil recuperarse del dolor que transmiten los seres que habitan el territorio ficticio de Cumbres borrascosas.

Muy recomendable la película del director William Wyler (1939), con Laurence Olivier y Merle Oberon en los principales papeles y David Niven, Flora Robson, Donals Crisp y Geraldine Fitzgerals en los papeles secundarios, sin que ello supusiera un desmerecimiento de los roles, ya que sin los secundarios, no se podria entender el caracter y la personalidad de Catherine y Heathcliff.

Rosa C.L.

Share and Enjoy:
  • Facebook
  • Twitter
  • Print
  • email

2 Comentaris a “Ellos, son ellas”

  1. Pili Z. escrigué:

    Rosa, m’ha encantat el teu punt de vista i la magnífica descripció que fas, tan de la novel.la com dels seus complexos personatges. Has fet un bon treball. Et felicito.

    • Rosa escrigué:

      Gracies Pili, el vaig escollir perque és un dels llibres que mes va impressionar-me quan vaig fer una primera lectura. Anys mes tard vaig tornar a llegir i encara em va impressionar més al descobrir nous viratges de la història. Vaig descobrir que les dones podien escriure histories no tan sols “romantiques” per a dones (sobretot en aquells temps) sino històriqes d’odi, de revenga, descripció d’un paissatge que va molt lligat a l’estat animic dels personatges…

      Uff!!! quin rotllo t’estic encolomant.

      Gracies per les teves paraules del comentari.

Fes un comentari

  • Blogueres de Sant Martí

    Les Blogueres de Sant Martí som un grup de dones que es forma a partir del taller: "La teva veu a internet". Hem creat una finestra oberta a totes les persones on poder reflectir les nostres inquietuds sobre el que succeeix al nostre entorn.

  • Amb el suport de:

    www.xarxantoni.net
    Xarxa Comunitària de Sant Antoni
    www.farinera.org
    La Farinera del Clot

    EAMP
  • Sobre aquesta web:

    Valid XHTML 1.0 Transitional [Valid RSS]

    Aquesta web ha estat desenvolupada per www.femweb.info; utilitzant PHP, XHTML, CSS i JavaScript. Powered by WordPress